>

Observa

En el juego interior del tenis, un libro que habla de cómo cada uno de nosotros se comunica consigo mismo, destacan la importancia de observarse a uno mismo sin juicio alguno. Más que esto lo he hecho bien o mal, el resultado que obtenemos es un espejo de cómo estamos haciendo alguna tarea en concreto y si el resultado se acerca o no a lo que queremos conseguir.

Puedes  escuchar las frases que te dices a ti mismo en las distintas situaciones del día a día, también sin juicio. Sencillamente escuchar, como lo haces al estar frente a una cascada de agua, sin ningún tipo de interpretación.  Podrás darte cuenta que en ocasiones te envías a ti mismo mensajes de ánimo como “venga, tu puedes, esto lo hago con la gorra” mientras que  en otras ocasiones te envías mensajes de película de terror: ” no voy a ser capaz, no puedo hacer esto, me voy a equivocar…”  Yo las llamo “pancartas de ánimo” de manera sarcástica. 

Además, puedes  darte cuenta de las sensaciones en tu cuerpo. A veces viene en forma de dolor muy sutil en alguna parte de tu cuerpo en concreto, otras veces uno dice que se siente nervioso, o estresado… incluso con ansiedad.  Por suerte, también sentimos bienestar, salud, alegría y muchas otras cosas más.

También puedes   ser consciente de tu respiración, sin juicio alguno.  Si  te das cuenta, en algunos momentos respiras profundamente y otras veces en modo supervivencia, es decir: de manera superficial. En otras ocasiones, tu respiración se acelera o se entrecorta sin motivo aparente.  Ahí tienes una manera más de saber como estás… en cada momento del día!  

Si te observas, te escuchas, sientes aquello que estes sintiendo y te das cuenta de cómo es tu respiración… sin juicio alguno, obtendrás una enorme información a cerca de cómo estas en todas las situaciones de tu día a día.